Aplicar la dirección estratégica en la gestión de centros educativos

Master ESADIEs importante que los gestores de centros educativos apliquen las herramientas de la gestión empresarial, comentó Pablo Siegrist, socio de Balsarto, en el curso sobre «Estrategia en la gestión de centros educativos» que impartió en Luanda, dentro de la primera edición del Master en gestión de centros educativos de ESADIA, la primera escuela de negocios de Angola, en colaboración con la Escuela de Organización Industrial de Madrid (EOI).

La educación es sin duda la primera razón de ser de un centro educativo, pero para poder ofrecer esa excelencia educativa de forma viable, es necesario aplicar herramientas de dirección estratégica que permitan fijar objetivos y lograr la máxima eficiencia alineando a todo el equipo, docente y no docente, y los medios con los que se cuenta.

Aplicar la dirección estratégica a la gestión de un centro educativo requiere:

Analizar la situación, tanto externa como interna. En un entorno tan cambiante como el actual, hay que intentar adelantarse a los cambios conociendo la evolución del entorno, para que cuando la sorpresa estratégica aparezca, nuestra organización goce de ventaja competitiva útil. Este proceso se llama intención estratégica.

Buscar alternativas y evaluarlas según los objetivos del centro. Los objetivos deben ser posibles y a la vez ambiciosos, pero sobre todo estar integrados con el conjunto de la estrategia.

Tomar decisiones rápidas sobre su implementación, analizando los puntos fuertes y débiles y las posibles correcciones futuras. Debemos prepararnos para estas decisiones en diversos escenarios estratégicos, analizándolos desde múltiples puntos de vista para poder establecer la probabilidad de cada uno de ellos.

Poner en marcha la estrategia adecuada, tras el análisis de los diversos escenarios, elaborando un plan estratégico que permita su implementación y que coordine a todo el equipo. En el mundo de la educación este último punto es especialmente sensible: el servicio que ofrecen los centros educativos lo producen, día a día, un conjunto de personas que deben estar adecuadamente motivadas para su correcta prestación.

Un punto clave en la aplicación de toda estrategia es tener la capacidad de medir los efectos de las acciones emprendidas, tanto a corto como a largo plazo, estableciendo variables índice o de referencia.

En Balsarto, firma de gestión, asesoría, consultoría y auditoría que ofrece servicios a proyectos, instituciones y empresas con alto valor social, ayudamos a nuestros clientes a buscar la mejor estrategia para alcanzar sus objetivos empresariales, sin renunciar a aplicar la dirección estratégica en centros educativos de pequeñas dimensiones o en organizaciones sin ánimo de lucro.

Balsarto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *